El Sistema Único de Salud en Bolivia democratizará la atención médica

Bolivia estrenó en Marzo de 2019 su nuevo y gratuito Sistema Único de Salud (SUS), que busca ampliar la cobertura de sanidad a la población que no cuenta con un seguro médico.

El Gobierno de Bolivia destinará para este año unos 200 millones de dólares para garantizar la implementación del nuevo servicio de sanidad universal y gratuita, una importante parte de ese dinero para resolver problemas de equipamiento, insumos e infraestructura.

Hasta ahora el sistema de salud boliviano se regía bajo la normativa modifica de la Ley número 475 de Prestaciones de Servicios de Salud Integral del Estado Plurinacional de Bolivia, promulgada el 30 de diciembre de 2013, la cual garantizaba la atención médica solamente a mujeres embarazadas, niños menores de cinco años, adultos mayores y personas con discapacidad.

Con el SUS se extienden tales beneficios al resto de la población. Según datos oficiales, en la actualidad unos cinco millones 600 mil bolivianos no cuentan con seguro médico, ni están en condiciones de atenderse por la vía privada. Las autoridades bolivianas han estimado que este nuevo beneficio de sanidad favorezca a unos cinco millones de bolivianos de entre 5 y 59 años que carecían de cobertura gratuita.

Esta iniciativa de carácter universal, gratuito y de calidad, se implementará de manera gradual en los próximos cinco años, y en esta primera etapa se garantizarán 1.200 prestaciones, entre ellas análisis clínicos, diagnósticos y ecografías básicas, por ejemplo.

  • La primera conexión con el SUS son los centros hospitalarios de primer nivel, cercanos a las casas, pues en este se resuelven del 70 al 80 por ciento de las afecciones. En este nivel primario, los pacientes serán atendidos, diagnosticados, recibirán medicación y estudios preliminares, si los requieren, todo de forma gratuita.
  • Para la atención en el segundo nivel se ofrecen las especialidades básicas de medicina interna, ginecología, obstetricia, cirugía general, pediatría y anestesiología.
  • El tercer nivel cuenta con especialidades concretas como oncología, gastroenterología y cardiología.
  • Al cuarto nivel pertenecen los institutos especializados en el estudio y avance tecnológico de enfermedades de alta complejidad.

Durante la presentación de este nuevo sistema se enfatizó en  la destinación de dos mil millones de dólares en la construcción de 49 hospitales, de ellos tres institutos de cuarto nivel, 13 establecimientos de salud de tercer nivel ubicados en los nueve departamentos del país y 33 establecimientos de segundo nivel.

Además, se incorporarán al SUS ocho mil profesionales de salud, los cuales garantizarán la atención oportuna a la población.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en Bolivia calificó de «hito histórico» la puesta en marcha del sistema.